EQUIPO

Consciente de que el éxito de una empresa no lo dan los individuos sino el trabajo en equipo, Castellari pretende potenciar el papel específico de cada uno haciéndolo sentir parte integrante del grupo, como en una gran familia. Cada eslabón de la cadena de suministro de la empresa es importante. Ciertamente, el producto y el consumidor están en primer lugar. Un sincero agradecimiento a los agentes y su valioso trabajo, a los revendedores y distribuidores con sus puntos de venta ya los proveedores; para que todos los factores contribuyan a nuestro único objetivo, su satisfacción. Todos los días nos ayudan a hacer esto posible.

NUESTRA HISTORIA

La historia de Castellari comienza con una pequeña tienda en el corazón de Imola, “Il coltellino” de Giuseppe Castellari. Era 1976 y se dieron muchos pasos para convertirse en una realidad empresarial estructurada: 1981 Los productos "LI" nacen como tijeras con hojas intercambiables. 1985 se crean las primeras cortadoras de ramas, la TUCANO. 1991 Se excava una cavidad en las palas (reduce la fricción y el esfuerzo cortante). 1996 vio la suma de las evoluciones técnicas en un solo producto: la tijera UNIVERSALE. 2005 se produce el primer modelo de recolección de aceitunas: OLIVACNE. 2006 abre la segunda oficina, con un aumento de producción de 1800 m2 Hoy, desde el comienzo de esta historia, Castellari sigue las líneas de calidad e innovación, interpretando la producción como arte y pasión de la mejor manera posible.

DISEÑO

Nuevas ideas y mejoras a la producción actual toman forma gracias al trabajo convergente entre la oficina técnica y las pruebas de campo. El departamento técnico, apoyado en los mejores programas de cálculo y dibujo, trabaja constantemente en el diseño de nuevos productos y la mejora de los existentes, para luego realizar pruebas de estrés específicas sobre el producto terminado. De fundamental importancia en esta fase, son las opiniones y comentarios que recibimos diariamente de los consumidores finales. Así, fruto del trabajo constante y diario, nacen los productos que pronto se convertirán en el futuro de nuestra producción.

PRODUCCIÓN

Producimos tijeras, podadoras y herramientas para la recolección de la aceituna porque es nuestra pasión La calidad y resistencia de nuestros productos se deriva de la forja en caliente de acero y aluminio. El tratamiento térmico del acero proporciona una mezcla perfecta de dureza y flexibilidad de 56 HRC. Los procesos robóticos de perforación y afilado concluyen la cadena de producción interna. Estas fases están optimizadas y diseñadas para permitir la construcción de miles de piezas por día y enviarlas a todos los rincones del planeta. Cada proceso trata de respetar el valor del "made in Italy", que es una parte integral de nuestras elecciones comerciales desde el comienzo de nuestra historia.

EQUIPO

Consciente de que el éxito de una empresa no lo dan los individuos sino el trabajo en equipo, Castellari pretende potenciar el papel específico de cada uno haciéndolo sentir parte integrante del grupo, como en una gran familia. Cada eslabón de la cadena de suministro de la empresa es importante. Ciertamente, el producto y el consumidor están en primer lugar. Un sincero agradecimiento a los agentes y su valioso trabajo, a los revendedores y distribuidores con sus puntos de venta ya los proveedores; para que todos los factores contribuyan a nuestro único objetivo, su satisfacción. Todos los días nos ayudan a hacer esto posible.

NUESTRA HISTORIA

La historia de Castellari comienza con una pequeña tienda en el corazón de Imola, “Il coltellino” de Giuseppe Castellari. Era 1976 y se dieron muchos pasos para convertirse en una realidad empresarial estructurada: 1981 nacieron los productos de tijeras “LI” con hojas intercambiables. 1985 se crean las primeras cortadoras de ramas, la TUCANO. 1991 Se excava una cavidad en las palas (reduce la fricción y el esfuerzo cortante). 1996 vio la suma de las evoluciones técnicas en un solo producto: la tijera UNIVERSALE. 2005 se produce el primer modelo de recolección de aceitunas: OLIVACNE. 2006 abre la segunda oficina, con un incremento de producción de 1800 metros cuadrados. Hoy, desde el inicio de esta historia, Castellari sigue las líneas de la calidad y la innovación, interpretando la producción como arte y pasión de la mejor manera posible.

DISEÑO

Nuevas ideas y mejoras a la producción actual toman forma gracias al trabajo convergente entre la oficina técnica y las pruebas de campo. El departamento técnico, apoyado en los mejores programas de cálculo y dibujo, trabaja constantemente en el diseño de nuevos productos y la mejora de los existentes, para luego realizar pruebas de estrés específicas sobre el producto terminado. De fundamental importancia en esta fase, son las opiniones y comentarios que recibimos diariamente de los consumidores finales. Así, fruto del trabajo constante y diario, nacen los productos que pronto se convertirán en el futuro de nuestra producción.

PRODUCCIÓN

Producimos tijeras, podadoras y herramientas para la recolección de la aceituna porque es nuestra pasión La calidad y resistencia de nuestros productos se deriva de la forja en caliente de acero y aluminio. El tratamiento térmico del acero proporciona una mezcla perfecta de dureza y flexibilidad de 56 HRC. Los procesos robóticos de perforación y afilado concluyen la cadena de producción interna. Estas fases están optimizadas y diseñadas para permitir la construcción de miles de piezas por día y enviarlas a todos los rincones del planeta. Cada proceso trata de respetar el valor del “made in Italy”, que es una parte integral de nuestras elecciones comerciales desde el comienzo de nuestra historia.